Me gusta Colectividades.

Con sus tiras de lamparitas de colores, con sus guirnaldas del año pasado o sus banderines desteñidos.

Te puede interesar:

Letras de cuarentena

Informe: qué y cuánto leen, escriben y se informan los escritores en aislamiento por la pandemia.

Me gusta Colectividades con sus desprolijidades estéticas, sus excesos, sus bandejitas y sus tenedores de plástico, sus sillas plegadas y amontonadas por cualquier lado.

Sus cartelitos hechos a mano, sus mareas humanas; o más bien por ser de acá, sus ríos humanos deberíamos decir; sus cajones vacíos tirados y apilados por allá atrás, sus escalones flojos.

Me gusta Colectividades con sus bailes a destiempo, sus gentes con sus trajes inventados con lo que se pudo conseguir, sus tablones y sus caballetes hechos pelota de tantos años de uso, sus manteles de papel enchinchados, sus niños perdidos, sus abuelas sentadas por ahí esperando que le traigan algo de comer.

Me gusta Colectividades con sus senderos donde si llovió mucho tenemos el barro y si hubo seca, polvaredas de tierra. “Que es por acá”, “Que no, es por acá, te digo”, “Que si nos perdemos nos vemos en la entrada”, “Ay viejo.. no aguanto mas parada”.

En Colectividades deambulas, te perdes y podes llegar a pasar varias veces por el mismo lugar sin proponértelo. En Colectividades te dejas aturdir por ese batifondo encantador y te reencontras con gente de tu vida, de otras vidas que tuviste. También podes jugar a esconderte de alguien entre tanta gente, es fácil hacerlo.

Me gusta Colectividades porque es como un patio de tierra inmenso, una fiesta amable, querible, casera “donde el noble y el villano bailan y se dan la mano sin importarles la facha”.

A Colectividades no creo que vayan nobles y tampoco villanos pero amamos lanzarnos cada año a ese colchón de razas, países, apellidos, hábitos, costumbres, músicas, aromas, idiomas, comidas y culturas donde reímos y compartimos todo y ésta, nuestra más querida feria rosarina

sta fe Salud
Sobre el autor:

Acerca de Flor Balestra

Dibujante, diseñadora y productora rosarina, egresada de Bellas Artes (UNR). Entre 1991 y 2016 comandó “Peccata Minuta, pecados pequeños” y “Flor, objetos irresistibles”, locales propios de venta y exposición de arte y producción de la ciudad, en el Pasaje Pan. Creadora y gestora de Cultura Pasajera y Cultura Pan, encuentros culturales llevados adelante durante diez […]

Ver más