Le preguntamos a Pablo Jubany qué canción de sus pares de Rosario se robaría y eligió “Los chinos de mi barrio“, de Hombre de Color.

Escribió:

“No es fácil imaginarme qué canción de alguno de mis colegas coterráneos y contemporáneos robaría. A riesgo de parecer antipático, confieso que nunca lo pensé… hasta ahora, que a partir de la consigna de este artículo me he puesto a pensarlo bastante. Quizás tenga que ver con la arquitectura insular y preciosista con la que uno ha confeccionado su (probablemente humilde) repertorio, en la que, si bien el robo es una herramienta de diseño omnipresente, también lo es casi exclusivamente de importación de recursos de otros tiempos y lugares.

“Sin embargo, son incontables las veces que una canción de un colega rosarino me ha conmovido por algún motivo. Me viene a la mente la envidiable belleza de ‘Vinilos‘, de Sergio Barrilis, o el genuino entusiasmo que me provocó ‘Lost In The World‘ de Sinapsis, una canción/producto cuyo descaro parecía la punta de lanza de una posible escena a la que uno podía pertenecer con comodidad. Y como esas, muchas más: desde Sasha Mahareshi a Pablo Comas, pasando por Sucesores de la Bestia, Lesbiano, Cuatrillizos Descartables, Tiago Galíndez, Zulo o Frankie Walker, hay en las colecciones de esos artistas (en general, songwriters de rock hechos y derechos) un montón de obras que me han gustado de verdad-de verdad.

“Dicho esto, si me tuviera que quedar con una, una que hubiera querido “robar”, sería, aunque más no sea en espíritu, ‘Los chinos de mi barrio’ de Hombre de Color. Si bien, en lo formal, con Jota tenemos estilos muy distintos, hay algo en su vastísima y prácticamente impecable obra con lo que empatizo profundamente: me recuerda a esa épica de lo cotidiano en un contexto urbano gris y abrumador que uno, a lo largo de años y años, ha tratado desesperadamente de traducir al rosarino a partir de bandas como Pulp, The Smiths y –sobre todo–, Suede. No ha sido sencillo para mí reimaginar esa esencia deprimente, pero a la vez lascivamente seductora y existencialmente irresistible, y extrapolarla de los council estates de –por ejemplo– ‘Animal Nitrate’ o ‘Stay Together’ a los monoblocks de España y Rueda. Jota logra en muchas de sus canciones (y en particular lo sentí al escuchar ‘Los chinos de mi barrio’ por primera vez) encapsular ese clima en un escenario que es inequívocamente rosarino con una sencillez abrumadora que ya quisiera para mí.

Loteria de Santa Fe
Sobre el autor:

Acerca de Pablo Jubany

Pianista, cantante, compositor

Jubany (agosto de 1980, Rosario, Argentina) es uno de los artistas rosarinos más celebrados de esta década. Tiene editados dos álbumes, La Espera (2014) y El Futuro (2016), considerados obras cumbres de su generación y su ciudad. En 2017 fue convocado por Fito Páez para interpretar una emotiva versión para piano y voz de “Loving […]

Ver más