Hoy a la mañana una pantalla llena de compañerxs conectadxs invadió los dispositivos de lxs residentes. En el Festival Internacional de Poesía de Rosario no perdemos el tiempo y para darle inicio al festival, entre desayunos y mate, tuvimos el placer de presentarnos y conocernos en modalidad virtual sin que queden puntos cardinales libres en el mapa. Nos conectamos desde Bariloche hasta Ecuador, pasando por varias provincias argentinas y por diversos países de Latinoamérica.

Más allá de los nervios y la timidez de la presentación, no faltó oportunidad de soltarnos en el taller que dictó Cristian Molina “Lo tuyo es puro teatro”. Taller de puesta en voz y escritura del poema”, en  el cual se puso de relieve la relación entre la voz y la escritura.

Te puede interesar:

La residencia de la poesía

En 15 días de convocatoria se recibieron 112 postulaciones de Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Bolivia, Uruguay, Paraguay y de todos los puntos cardinales de Argentina. Acá lxs 14 seleccionadxs

Cristian explicó que no hay voz sin cuerpo y que en cada voz existe algo del orden de lo singular. Cuando leemos se ponen en juego intensidades, modos de ordenar el lenguaje, gustos estéticos, cuestiones afectivas y hasta lo sexogenérico.

También escuchamos a referentes latinoamericanxs en pantalla compartida. Empezamos con videopoemas de Liliana Ancalao, conocimos su voz de viento patagónico y la poesía mapuche.

Luego seguimos con un fragmento del manifiesto de Pedro Lemebel “Hablo por mi diferencia”, una voz seductora y calma que hablaba por las maricas y, ante sus compañeros comunistas, decía: “Mi hombría es aceptarme diferente / ser cobarde es mucho más duro / yo no pongo la otra mejilla / pongo el culo compañero”. También se hizo presente la voz de Néstor Perlongher diciendo de mil modos hay cadáveres, lo que devino en un diálogo muy rico con diferentes perspectivas teniendo en cuenta las distancias geográficas de lxs residentes.

Sobre el final del taller, jugamos con estos modos de decir. Leímos textos nuestros gritando, llorando, susurrando, riendo, poniendo en juego todas las intensidades posibles. Nos quedamos con ganas de seguir la puesta performática. Los resultados de estas voces sueltas se oirán en las trasnoches de lectura.

Más info acá.

 

 

conectada
Sobre el autor:

Acerca de Fernanda Jurado

Nací en Elortondo en 1998. Vivo en Rosario y estudio Letras. Leo poesía, ando en skate y paso el tiempo que puedo en el agua.

Ver más