La Semana del Arte quedó corta. Tanto que este año la decisión de la Secretaría de Cultura y Educación de Rosario fue convertirla en la Quincena del Arte. La experiencia, que ya tiene 13 años y que en esta edición amplía su calendario, se puede disfrutar hasta el 3 de noviembre en distintos lugares de la ciudad.

La quincena es una especie en extinción en la relación laboral. Antes, la expresión era frecuente para aquellos trabajadores que esperaban su paga de mitad de mes. Hoy los tiempos cambiaron y casi no existe esa remuneración.

Te puede interesar:

La extinción humana

Cuatro dibujos de Flor Caterina (artista fallecida en la explosión de calle Salta en 2013) llevan al autor del texto a reflexionar sobre el modo temporal del boceto y lo provisorio de la existencia.

Buscando retomar esa palabra pero desde la producción artística, los organizadores invitaron a trabajar sin excluir el deseo, el placer, el disfrute. Sin dejar de pensar para quiénes se hace lo que se hace.

El objetivo no es facilitar sino acercar el arte a la experiencia –partiendo de la idea de que el arte contemporáneo propende al espacio público– a través de intervenciones y acciones en la calle, parques, paseos. Y que mucha de esa producción artística que nace justamente en esos lugares se vea ahí, desacralizando un poco al museo como institución por excelencia del circuito de estas producciones.

Roberto Echen, coordinador de la Quincena del Arte, respondió a REA:

¿Porqué «Toda persona es artista»? El arte como un modo de relación, según Joseph Beuys.

¿El arte ataca o el arte abraza a Rosario? Une reflexión sobre lo cotidiano.

¿Qué queda por hacer? La gente, productora de la obra. «Un proyecto bestial para una época brutal«.

logros