Ese fuego enorme es el nuevo libro de Federico Tinivella editado por Perfeito Ediciones. Le pregunto al autor y me responde con un audio de Whatsapp. Es un libro de poemas de amores reales y ficticios que se desarrollan en las orillas del río Paraná, esos amores toman los elementos del río. Es un libro que en esa dirección fue afectado por la poética de Ramón Ayala, de Juan L Ortiz y de Kiwi, entre otros artistas. Igual que ellos frecuento la costa del mismo río y me impregno de esos componentes”, dice el autor.

En Ese fuego enorme hay poemas en ebullición de sentimientos e imágenes. Fermentos que activaron la confianza del decir y que sacaron afuera sus mesas para tomar aire y estrenar. Tinivella encontró en este entorno costero, el ideal para descubrirse a sí mismo en la honestidad de sus versos; y ayuda a examinar, con algo más de sabiduría y de audacia, la asombrosa existencia del amor en nuestra zona.

La luna se parecía al sol

ardía sobre la isla como un lamento.

Te puede interesar:

La poesía de tipas rapaces

El segundo encuentro de "Gritos desgarraduras rapaces. Poéticas feministas" para hacer foco en las producciones de un grupo de poetas asignadas mujeres

Nosotros nos emborrachábamos

con sangría en el boliche de la Tía

algunos llegaban en autos tuneados

con cumbia al palo

el chori tenía una Renó fuego dorada

y siempre le daba al grupo Cali.

Vestidos, tatuajes

rodajas de limón secándose en el piso

ya teñidas de rojo.

 

En este nuevo libro de poemas, Tinivella practica algo así como una ecopoética, compone una poesía de la naturaleza, del encuentro con la tierra para marchar hacia las raíces de lo andante. Este poeta que se traslada en bicicleta por toda ciudad, que sonríe y que canta, sabe que el amor es un regalo y que es la ventana desde la que se mira el río pasar.

Los poemas de Tinivella son amables, escribe con efectismos y entretenimiento porque hay palabras sin ropas, captadas en fotografías con ambages y juegos de destreza porque para él, el idioma va siendo presencia viva que nos hace penetrar en el reino de su acuarela. Pareciera querer decirnos que hay que construir horizontes donde fragüe el amor, ese arte de perderse, de desaparecerse acá mismo.

Escuchábamos el diálogo entre el sol

los penachos nacientes del maíz

y las risas que venían del estanque

donde los niños jugaban

Vos estabas bajo la parra

con un vaso de vino a punto de caer

la mirada clavada en un punto incierto

del horizonte infinito.

Busqué la red para cazar mariposas

y capturar algo de esa distancia

pero me quedé solo

con un montoncito de lana que volaba

desde el cuerpo mentolado de unos chivos.

 

El poeta también nos comparte sus músicas contextuales que agregan eróticos compases a su circuito de personajes de playa, de apariencias sensibles, perecederos y volátiles, que se dibujan al rayo del sol, con el reflejo de la orilla, de colores estridentes y con arena pegada. Hay amor hacia cada figura, hay deseos de galvanizar lo popular, lo irreverente y también hay un cierto aprecio por lo marginal. Pero también hay una necesidad de alojamiento, hay parajes abiertos en donde todo se hace diáfano mediante un especial resplandor que dan sus itinerarios de amor. Y en toda esa espesura está el fuego como origen de vida, el fuego como ilusión. Hasta llegamos a creer en su propio dios eclipsándonos los ojos.

Por último, le digo cuando cerramos la conversación: “Es un libro sin dolor.

Federico Tinivella – foto de Mariana Terrile

La primavera me dio el placer de este libro y qué afortunada soy de nuestra extensa amistad. Un abrazo entre islas de la nocturnidad, pero con la fortuna del alba, allí donde los poetas litorales tanteamos convocando a lo abierto siempre vivo en su movimiento.

 

la ciudad está en obra
Sobre el autor:

Acerca de María Paula Alzugaray

María Paula Alzugaray nació en 1974 en Rosario (Argentina), donde vive actualmente. Poeta, correctora y editora. Desde adolescente se involucró en numerosos proyectos culturales con eje en la escritura, aunque contemplando nuevos cruces con otras disciplinas artísticas.  En los años 2000 compiló y publicó antologías temáticas de poetas rosarinos que darían rumbo a su actual […]

Ver más