En las vacaciones de sexto grado, Mariana, compañera de la primaria, me invita a ir con su familia de vacaciones a Miramar. Durante el viaje tengo una pesadilla: una ola tapa el edificio alto donde paramos. Esas vacaciones tengo llaguitas en la boca todo el tiempo. Hace no tanto me enteré que luego de que lo soltaran a mi papá de su primer encierro en la cárcel La Redonda, en el año 75, nos fuimos uno o dos meses a Miramar en una semiclandestinidad. “A esperar que se calmen las aguas”.

Abril 2022. Nadia nos avisa por Whatsapp que se fijó la fecha de inicio del Juicio*. Leo el mensaje y siento que arranca algo: apenas un envión, una corriente, una pasmosidad extraña y que algo se empieza a mover tectónicamente. Estamos en abril y no hace un mes que se murió Germán. Hace un año y días que se murió el Juane. Mis primeras reacciones son que no podía caer en peor momento (ya sé que no hay momentos ideales para las cosas). El timing es tremendo. Todo solapado, concatenado. Trato de recordar que es un logro, que hace años que esperamos por ésto. Pero siento que me agarra con la casita de paja de los tres chanchitos. 

Te puede interesar:

Entre la luna, el sol y tanta estrella

Mele Bruniard a los 81 años era —en el terreno de la palabra pública— nuevamente una niña. La autora de esta nota recupera textos de la artista para traer su vibrante voz

No soporto que no esté el Juane. Me había prometido estar. Quedó escrito en una red social: “Ahí estaré, Flor”. Todavía lo puedo leer con su voz y su manera de pronunciar alargando la o y timbrando la r, en una tablita de telgopor barrenando mi nombre.

***

Durante pandemia se abre esta oportunidad de escuchar (según la discrecionalidad de cada Tribunal) los testimonios en distintas plataformas. Así, escucho por YouTube (totalmente público) el del Seba, un amigo hermano de Córdoba. También escucho el de Loli en Buenos Aires, pero para ese que es vía zoom hay que anotarse por mail y explicar por qué ese testimonio es de interés. Pongo que la conozco de toda la vida. Sí, es un poco así. Mi mamá siempre cuenta que Catalina vino a verla a mi casa con Loli chiquita cuando mi papá estaba preso con una directiva de Montoneros. Pero la anécdota nunca se trata de eso sino de un durazno. El que mi mamá le ofreció a Catalina y que ella rechazó para al rato decir “Sí quiero, ¿pero no me lo pelás?, porque me da impresión la piel?”. Y por supuesto el comentario sobre la belleza de Catalina. A Barbi no le llega nunca un código para entrar al zoom entonces decido retrasmitirle mi pantalla con el celular por videollamada. No sólo escuchamos a Loli, nos escuchamos llorar. ¿Quiénes escuchan estos testimonios además de nosotros mismos? El mundo no parece querer escucharnos. 

***

Cuando el Juane me encargó la tarea de hacer las tapas de los diarios de los juicios, una de las primeras y de la que hice varias versiones, fue una imagen de una flor de primer grado ahogada por el mar de las Malvinas pintado en el salón de actos. Cuando era chica no recuerdo haber escuchado la palabra tsunami. Era un maremoto. Mientras que un maremoto es un terremoto cuyo epicentro se localiza en el fondo del mar, un tsunami es la ola gigantesca producida por un maremoto o por la erupción de un volcán submarino”, aclara Fundéu.

***

En Twitter comparo esta sensación de escuchar un testimonio con estar dentro del vientre de una ballena. Y un cálculo matemático que ya tengo hecho: escuchar un testimonio de alguien querido son entre 12 y 72 horas de sentirme mal.

Hago dibujitos digitales apurados y los subo en Instagram. Apurados para mi propio drenaje. No quiero obsesionarme con la belleza. Los hago sobre duelos y trámites. Las nuevas olas traen sueños, tweets, memes con Freud.

Recibiendo y procesando la noticia que nos anuncia nuestra querida abogada, @NSchujman. El 1º de agosto de este año a las 10 de la mañana comienza Guerrieri IV donde se juzgará la privación ilegal del libertad, amenazas, tormentos y desaparición física de mi papá y de tantos más.

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) April 18, 2022

En una audiencia Guerrieri dijo algo así como «ésto no termina más es como Superman, Superman I, Superman II, III»… Él se comparo con Superman, yo lo comparo con Freddy Krueguer y la saga de Pesadilla. Llega por fin la IV o Guerrieri, como a los nazis…https://t.co/d0YL87kmrt

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) April 20, 2022

Tengo que andar con mucho cuidado en estos días. Que puerta abro, que calle agarro, que olor siento. A los saltos como Mario bros pero sin monedas de premio.

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) April 21, 2022

***

Según lo que leo ahora en Twitter, nuestro público diario, en esa época me puse a ver Six Feet Under de nuevo. La ví por primera vez hace muchos años cuando cursé un seminario de guión para televisión y era la serie a analizar. La reveo para ver 77 velorios y sus correspondientes entierros seis pies debajo (por cierto la serie arranca con la muerte del padre que luego aparecerá como fantasma). Se ve que no me alcanza con los propios que ya ascienden a X. La semana que sueño lo del auto me avisan de dos muertes más, la de Ana Carolina, una alumna a quien consideraba una de mis favoritas, aunque esto no lo podía decir; y la de la “Querida” una amiga de Córdoba. Así le decíamos, así que no hay nada más que explicar sobre ella. La querida y la favorita. Dos tiendas de amor en mi mundo cerraron. 

Luego de tragarme todas las temporadas para llegar al mejor final de series, el soñado por todos, (no quiero spoilear pero es magistral el recurso que se utiliza), arranco con otra, una distópica: The leftovers algo que me atrapa es la idea de los leftovers, los sobrantes, las sobras o ¿remanentes?, y otra cosa que me atrapa es que en esa serie Justin Theroux está re bueno. En la serie el 2% de la población desapareció súbitamente y literalmente, no como acá. Pasados tres años de este suceso hay una cantidad de gente que se organizó y se hacen llamar Remanente Culpable. No quieren que la gente olvide a los que desaparecieron. No quieren que todo siga como si no hubiera pasado nada. Para militar esto deciden hacer votos de silencio y fumar mucho. Fuman aunque se enfermen. Yo NO fumo y no hice votos de silencio, pero… me quedo pensando. La memoria es una condena. Sueño y ni me acuerdo qué soñé. Este ni lo trabajé en análisis ¿? otra vez el agua. Y dale con el agua. Un montón de olas apiladas.

***

con el auto a lo de mi mamá ya que era Navidad. Mi hermana me decía que estaba loca que iba a ir presa por no tener carnet de conducir. Jorge me decía, andá, quién va a andar pidiendo los carnets si es navidad. pic.twitter.com/JH7YeDDMAG

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) May 9, 2022

 

Soñé que estaba en la villa de Ludueña con varón, la flaca, Vane y era de noche y me decían de ir hasta el pacífico. yo les decía que no sabía que había una salida al mar por ahí. El mar era azul muy fuerte y mi cerebro trataba de acomodar el mapa de argentina para que llegue acá

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) June 13, 2022

A medida que se acerca la fecha de inicio me voy poniendo más intensa en las redes. Y en el mundo de los sueños.

Ahora que me acuerdo el hall de tribunales era el hall de la Facultad de Derecho. 🥳

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) July 15, 2022

A las cosas duras hay que tocarlas para que se ablanden. A pocos días de que comience el juicio por tu secuestro y torturas seguidos de muerte tocamos las letras de tu nombre, y dos números bajos grabados en un muro largo y áspero al lado de un río de plata que está para el mar. pic.twitter.com/q42uoDE2wH

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) July 18, 2022

Acabo de preguntar en Oliva Libros si les llegó «qué hacemos con nuestros muertos» de Horvilleur. Se llama «Vivir con nuestros muertos» 🙂

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) July 21, 2022

Juane y Juicio se me imantaron tanto que si intento separarlos no puedo, ahí me doy cuenta de que en ese invisible campo magnético está lo que me va a acompañar: la fuerza de los imanes.

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) July 25, 2022

 

***

Hago un videíto rápido mostrando imágenes. Ejercicio para distraer al miedo que tengo de no saber qué decir el día de mi declaración. Capaz me siento a llorar nada más en Tribunales Federales.

 

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Flor Garat ❇ (@flor.garat)

 

Al dolor lo tuve detrás de un dique político durante muchos años. Luego armé como una castora otro de escritos, canciones, pinturas, telares y bordados. Ahora, Lex Luthor dinamitó a todos y yo soy Luisa Lane y Superman no va a venir porque esa peli, como la mía, es de 1978. pic.twitter.com/hi1I7uMsFI

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) July 26, 2022

Alguien que me lleve una petaca de caña con ruda el lunes 1º de agosto a Tribunales Federales, así entro en pedo y ruda. #orgulloyprejuicio

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) July 29, 2022

Como siento que expongo mucho y/o me victimizo con lo que me pasa con el juicio estoy a punto de equilibrar subiendo unas fotos media en bolas. Cringe attacks y Neurosis. #sebuscacm

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) July 31, 2022

Mañana voy a dejar mi depto lleno de mis cosas, mis plantas y en vez de ir a mi taller, como todos los lunes, donde tengo una terraza con sol voy a ir a un tribunal frío a saber cosas que ya sé. Todo lo importante que es, tanto dolor trae. El diablo está en los detalles.

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) August 1, 2022

Llega como llegan siempre los días, el primero de agosto. El día anterior pido ropa prestada porque no tengo ropa adecuada. Aplazada por la formalidad. Uso un chaleco rojo tejido por una amiga al que le prendo un bordado que hice de una fotografía donde estamos mi papá y yo en un caminito cordobés. Camisa, campera y pantalones de otras dos amigas. Me regalan caña con ruda que tomamos con mis hermanos y amigues antes de entrar. Cualquier cosa viene bien para este momentón.

Parezco una yonki pero soy querellante y testigo en un juicio de lesa humanidad a la que le prestaron ropa y le regalaron una petaca con caña y ruda. pic.twitter.com/Vn0BqSaUJs

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) August 1, 2022

No se si hay proporciones para crucifijos o manuales de usos que digan cómo ponerlos, qué márgenes respetar del resto de los objetos, pero el de ayer, según mis cálculos, mide 1,60 de alto por lo menos y 1 de ancho. Está alto en el medio de la pared que está detrás de los jueces.

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) August 2, 2022

 

Anoche soñé con una casa llena de conejos. Antes de ayer, con mi mamá embarazada de mellizos. Vamos con la sesión que se viene!

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) August 3, 2022

 

***

Entramos a ese infierno burocrático que es la sala de tribunales orales federales. Es chica, quedás cerca de los represores separados por un blindex. Pienso que el sorete de Amelong está espléndido y no envejece. Incluso mejor porque ya se ve que pasó su “brote era” donde iba todo desalineado y con una vincha en la cabeza escrita con birome. La transmisión por zoom para los otros acusados que están en su casa es delirante. Desopilante, como la cruz gigante detrás de los jueces que intento medir. Como las celosías que se caen a pedazos, como las arañas que fueron reemplazando y quedaron desiguales.

Y si subo las escaleras con pasos de musical el día de mi declaración? Para calentar un poco a ese tribunal frío.

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) August 3, 2022

me imaginé algo más así, Paloma pic.twitter.com/PiQ5BfbWIn

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) August 3, 2022

¿cómo se estrena un centro clandestino? ¿cómo se arreglan las partes, iglesia y ejército, para prestarse un lugar para ser usado como lugar de cautiverio? ¿cómo se soporta que tu papá sea el único que no salió vivo de ese lugar iglesia y ejército? https://t.co/VgH6rcBTPp

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) August 4, 2022

A mí que me daba cosa obligar a la gente escuchar una testimonial de lesa no va a suceder porque este tribunal no las va a transmitir!. 44 años después vamos a declarar en una sala que deja entrar solamente a 16 personas y a un crucifijo. #mecagoenDiosyenelcódigopenal

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) August 18, 2022

Fuimos a ver 1985 con Nadia y Juana. Mi opinión sobre la peli: Los de la fila de atrás lloraban, los de adelante y la nuestra también. La gente aplaudió y se sacó fotos con el cartel de la peli. Me quedé con ganas de levantarme al final y decir: hola gente, ésta es mi abogada!.

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) October 8, 2022

Y vengan a tribunales federales

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) October 8, 2022

«hay más tiempo que vida» me dijo ayer un taxista que su mamá le decía.

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) October 14, 2022

Hoy después de ir a tribunales federales me pedí un desayuno USA con huevos y panceta y en mi casa estoy armando el altarcito del día de los muertos.
Mis deseos no tienen bandera.

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) October 31, 2022

El ritual del altar del día de los muertos prendió entre nosotras, las sin tumbas, después del puntapié de @monacofelipe desde que vive en Ciudad de México.
Posibilita entre tantas cosas que mi papá conozca Coyoacán. Ayer me 💔armar. También arregló.
🏵️
💀
|{I}\_🫀
I/ \
/_ \_

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) November 1, 2022

Lo comparto de nuevo porque me encanta y porque es otro 27 de noviembre.
Mi papá estuvo preso en el 74. Salieron a pegar carteles contra la Triple A con Ricardo Massa y una chica que no recuerdo su nombre en el citröen de Jorge Francesio. Los detuvieron y pusieron a disposición pic.twitter.com/sCTz6pQgam

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) November 27, 2022

del Pen. Pasaron en La Redonda varios meses. El día de su cumpleaños los presos comunes le regalaron este papelito. Ricardo Massa y Jorge Francesio también serán luego desaparecidos. La chica se exilió. Mañana se trata el caso de Ricardo Massa en Tribunales en Guerrieri IV.

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) November 27, 2022

No tenemos fotos de sus cumpleaños.
No se si fuimos a la visita con torta con velitas. Papelitos de oro si tenemos.

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) November 27, 2022

En una macumba con amigos me encontré pidiendo que salgamos campeones y que una persona que quiero no vaya presa. 1978, sos vos?

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) December 15, 2022

***

Hacia el final del 2022 salgo un poco de lesa para entrar en el lawfare y en el mundial. El día que salimos campeones, vamos a festejar al monumento. todo mezclado. tuvimos un episodio violento. estábamos con mis sobrinxs y hermana y cuñado lo más contentos y llevamos un bombo y redoblante que tocábamos para festejar. En medio de la alegría apareció un loco con una faca tirando para todos lados, la gente empezó a gritar y a empujar. Mi cuñado se fue al medio para intentar frenarlo, yo me colgué de su remera y brazo repitiendo como una loca a los gritos “esta no es tu batalla” y salimos de ahí descartando los instrumentos. Los chicos lloraban y yo en un momento solamente grité fuerte como si con eso fuera a parar todo. En mi familia luego los chicos me cargaron por lo que yo decía y por cómo le rompí la remera a Martín y le dejé mis dedos marcados en su brazo. Vienen por fin las ferias judiciales que todo lo frenan (lawfare y lesa) y puedo disfrutar un poco las vacaciones, sin mar pero con pileta y sobrines. En año nuevo brindo pero pienso en que fue otro año de mierda, para qué negar la realidad.

Me mata que aclaren que Guerreri IV es sin trasmisión. pic.twitter.com/i1nt2BtmJ9

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) February 22, 2023

En este mundo loco estoy yendo a hacerme acupuntura + ventosas porque estoy horrible de contracturas con una random que figura en ig con un nombre chino. Hoy le pedí su nombre para una transferencia. Es la nieta de una de las 2 personas que estuvieron con mi papá en el ccd, wtf!

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) February 24, 2023

las otras dos personas sobrevivieron, mi papá no. los 3 estrenaron un ccd de la Iglesia. A mí que me ayude la práctica milenaria, por favor

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) February 24, 2023

 

Ahora sí tenemos fecha. Antes de lo que pensábamos y en marzo, mes de la acumulación total. La mayoría de los días pensar en el testimonio me da sueño. Los días que concurro a las audiencias cuando salgo me tengo que ir a dormir. Hago chistes con witness planner, con qué ponerme si Dolores Fonzi no me presta su vestido de la ceremonia de los Oscars, etc. Pero en el medio, en nuestras vidas siguen pasando cosas. Otros movimientos que generan otros agujeros y empozamientos. Pienso en la zanja que había en nuestra vereda, en nuestra casa de zona sur. Había que saltarla pero cada tanto alguien se caía. 

***

Me encuentro pensando muchas veces en la fragilidad. Estoy en la cocina de mi departamento nuevo donde sigo cortando el pan como a Germán le gustaba: en rebanadas finas y diagonales, y me da miedo cortarme. Bajo una escalera y tengo miedo de caerme. canto how fragile we are. pienso por qué estoy pensando en esto. por un lado dejé de pensar en la muerte todo el tiempo por los acontecimientos de los últimos dos años, pero ahora aparece ésto. creo que se piensa en la fragilidad cuando nace un bebé, o cuando se hace mucha fuerza para no pensar en otra cosa sobre la que no quiero pensar: la tortura. Siento que tengo que cuidarme mucho hasta el día del juicio… ¿ Después? ¿seguiré cuidándome? Mi amiga hermana Lili, de Córdoba, me dice que vienen. Hace unos años, estando en su casa porque había un casamiento me corté lavando una copa alrededor del dedo pulgar y su hermana y cuñado, “hijos”, y médicos formados en Cuba me cosieron en en la cocina de su casa en construcción con un procrear en las sierras. De esas vacaciones, además de las cicatrices, me traje también un tic que cada tanto aparece en mi ojo izquierdo. Cuando veo mi mano, que siempre me elogian y son muy parecidas a las de mi mamá, me pregunto qué habrá pasado ese finde que me encontré con mis amigos y sentí que tenían mejor armado todo. Yo estaba perdiendo embarazos en una casa que se caía a pedazos, trabajando como siempre en millones de cosas pero sin estabilidad financiera. ¿Qué quise cortar con la copa con la que brindábamos un ratito antes tomando vino?

El 3M se cumplen dos años de la muerte de J, el 9M sería el cumpleaños de G, el 20M se cumple 1 año de la muerte de G, el 24M tiene todas juntas las letras.
Las efemérides de marzo cerrando el verano espero que me dejen de pie.
Es el pie, es el suelo, es la marcha del camino. pic.twitter.com/iAcs0UYV3E

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) March 1, 2023

pic.twitter.com/ae2lF1DH0w

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) March 9, 2023

Hoy pensé en escribir mi testimoño. Uno rojo, rosa o dorado para no usar más un negro crespón.

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) March 11, 2023

La que avisa no traiciona: de acá al 27 todas son demandas, explosiones. La indiferencia del mundo que es sordo y mudo pasado volvió en forma de ayudame loco

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) March 11, 2023

 

Como twitter es servicio pregunto: alguien conoce algún/a witness planner?

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) March 13, 2023

Me resulta raro ir a declarar a un juicio de lesa con la piel todavía bronceada del verano. Cosas que se me vienen a la cabeza que prueban que también está quemada.

— flor garat 🥷🏼 (@florgarat) March 23, 2023

***

Me llama mi mamá para avisarme que se murió Cynthia. me agarra un ataque de bronca. Tengo un vaso en la mano y pienso en estrellarlo contra el piso. también pienso que tengo pocos vasos y poca plata y reprimo el ruido de vidrios, la búsqueda de papel de diario (¿el eslabón?) para envolver el vidrio. guardo el vaso en la alacena.

***

Ya no espero de mí grandes discursos ni performances como algunos piensan que haré. La creatividad y elocuencia quedaron minimalistas y monosilábicas frente al agotamiento psíquico que tengo por repasar décadas. Escribo un guión de 8 páginas para el testimonio que no puedo leer pero intento ordenar en palabras claves que sí puedo entrar en forma de fichas o papelitos. Al archivo lo llamo, obviamente, testimoño. También tengo pensado llevar un canasto con cosas para mostrar: el libro de mi papá, un dibujo que nos mandó de la cárcel, unas fotos de unas pintadas que aparecieron en el 83 frente a mi casa que decían Dónde está Garat y Monti decí dónde está Garat, también meto la tarjeta personal de Marcote, el retrato de mi papá con la foto de Sartre y la biblioteca detrás, y una pintura mía.

***

El viernes en la marcha del 24 lloro ayudada por unas latas de cerveza, no doy más. En marzo se cumplieron todas las efemérides y ocurrieron hechos terribles nuevos que el año que viene completan un calendario de dolor para todos mis cercanos y para mí. Veo las imágenes de mi papá en el escenario corriendo porque mis compañerxs de hijxs en un dreamteam con cuadrilla feminista + amigxs que se suman armaron unos afiches para pegar durante el recorrido de la marcha y editaron el video que se repite en loop y me hace llorar para convocar al lunes. Otras amigas, una actriz y la otra directora de teatro, me dan tips para el momento que se viene de estar ahí en esa sala fría todos en silencio escuchándome porque tengo miedo de no sé, desmayarme, llorar mucho.

***

 

El domingo llega la delegación cordobesa, dos compañeros de Hijos, Lili y Seba con sus respectives hijes. Vamos a la bajada españa a almorzar. En la otra mesa está Federico Mac Guire, también querellante de esta causa. La moza nos trae una boga de más y nos hace señas que no digamos nada. A la tarde pasa a visitarme Lucas y Lucía. le preguntamos a la IA qué hacer con una amiga que declara en un juicio de lesa humanidad. La respuesta, sorprendentemente, está bastante bien. 

***

Para la testimonial uso el pin de la chica del palo, el mullet que me hice hace un par de años y me sirve porque no necesita mucho peinar, ropa prestada, el vestido de Lili, la campera de Julia, las Martens recién compradas de Lucía en Londres para meterle punkismo al asunto tan serio. Un poco porque no tengo ropa formal, otro porque me gusta usar para este evento cosas de mis amigas, otro porque a ellas sé que les gusta prestármelas.

***

Terminó. No me desmayé pero sentí una terrible lejanía y un delay entre mi cerebro y mi boca, estoy segura de haber revoleado todo el tiempo los ojos y parpadear mucho. No saqué las cosas del canasto que quería mostrar. creo que sentí algo parecido al pudor y no pude decir algunas cosas. Tampoco lloré, apenas creo que se me trabó la voz. Supongo que funcionó algo de lo represivo de siempre: No tenés que llorar. Ni en pedo iba a poder cantar como había fantaseado, pero si lo cité a Charly. Me olvidé la mitad de lo que quería decir. Estoy casi segura que conjugué mal un verbo pero todos me dicen que eso no pasó. Confundí a un represor con otro represor.

 

Varias amigas me llevaron regalos, mayormente golosinas. Luciana me trajo un prendedor de los que hacía su hermana Giulia como amuleto, pero no nos encontramos el 24 para dármelo. Lo voy a usar para la sentencia y después lo voy a guardar como un tesoro.

 

Otra amiga dice que esto es el Florapalooza, otra me dice saliste de tribunales como una rockstar. Yo me siento avergonzada como siempre por las cosas y pido perdón por haberlas sometido a ese martirio y remarco mis errores para que vean que tan tan bien no lo hice.

 

***

Después de tribunales nos vamos a lo de mi mamá a almorzar. Somos casi 30. Lili se encarga de pedir comida y hacer las cuentas.

Me despido de mis amigos de Córdoba sabiendo que seguiremos con el mismo formato que tenemos hace tantos años: viéndonos para las ocasiones especiales (juicios, casamientos, cumpleaños, sentencias) y siempre que se pueda. La hija mayor de Lili tiene tatuada una evita que dibujé yo.

***

Hace dos noches que duermo mal castigándome por mis omisiones y errores. 

***

Me acuerdo del verano en que nos fuimos a la costa con Nadia, mejor dicho Nadia me invitó a ir con ellos de vacaciones. Estaba cerquísima la muerte del Juane y los allanamientos, con Pedrito inventamos el barrenado siamés: barrenábamos las olas abrazados y su brazo derecho y el mío izquierdo trataban de hacer crol. Por supuesto no nos salía para nada bien, pero nos divertimos mucho.

 

 

*El Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº1 de Rosario comenzó en agosto de 2022 el debate oral y público del cuarto tramo de la causa denominada “Guerrieri”, en el que se juzgaron a 17 exmilitares y expolicías por crímenes establecidos en el Código Penal de la Nación –aplicación de tormentos, privación ilegal de la libertad, desaparición forzada, homicidios y asociación ilícita, entre otros– comprensivos del delito internacional de genocidio, en perjuicio de 116 víctimas en las ciudades de Rosario, Funes y Granadero Baigorria –provincia de Santa Fe– durante la última dictadura cívico militar. En representación del Ministerio Público Fiscal interviene el fiscal general Adolfo Villatte, de la Unidad Fiscal de Derechos Humanos de Rosario, quien además es el autor de las piezas acusatorias por las que llegan a juicio los imputados. La abogada de HIJOS, Nadia Schujman, que acompaña este proceso sostiene que la declaración de hijos e hijas de desaparecidos en la causa Guerrieri IV abrió la necesidad de tener en cuenta, para la condena de los represores, la privación ilegítima de la libertad que niñas y niños también sufrieron para dejar de ser los personajes secundarios de esta historia.
mamografia
Sobre el autor:

Acerca de Flor Garat

En el “Quién soy” de su sitio (sí, tiene un sitio), Flor Garat dice: “Nací en Rosario, el día de la bandera. A los casi 6 años una ola tapó mi cuadra y llegó hasta el patio de la escuela.” Y sigue: “En la primaria me fue bien, la mejor maestra que tuve fue Josefina […]

Ver más